SIGUENOS

martes, 11 de mayo de 2010

Dedicado


Dedicado a ti,

celador de lo pulcro,

del trabajo manual,

de la limpieza

defensor absurdo.


Enemigo de la abeja

que a fuego se derrite

haya pronto un escondite

no se te colme en las orejas.