SIGUENOS

martes, 11 de noviembre de 2008


En el blog Oido tres pasos he encontrado esta curiosa viñeta que me ha traido a la memoria el Miércoles Santo del 94. Sí, sí, ese que si llega a ser el primero cojo la túnica antes de San Lorenzo. Recuerdo un costalero que lloriqueaba, decía que no podía y la poca fuerza que gastó fue golpeando la trabajadera en señal de impotencia. Dicho personaje había pasado más tiempo en el gimnasio que la máquina de pesas, ¿y para qué? Ke-komenten los ke-konmigo vivieron aquel episodio. Ke-koraje me dió. Hay que ver ke-kosas pasan debajo de los pasos.
La viñeta como ya se ha dicho aparece en http://oidotrespasos.blogspot.com/.

5 comentarios:

EL CANTARO CON ANIS dijo...

Contad que me teneis en ascua!!!! has vuelto fuerte adobito!!! Que me alegro!!!!

VamoapartielRomano dijo...

Desde luego, el keko es clavaito al de la viñeta.
¿Como es eso que le ponen a las mujeres pa parir?
A si la epidural. Vaya añito de anestesia de espalda.
¿Y todavía alguien se pregunta porque nos llaman los Jartibles?

Papasmarrone dijo...

No sé si no me acuerdo yo bien de ese año, o si lo que no tengo es un buen recuerdo. Una de las dos cosas.

Jartible dijo...

Jejejejeje hijo es que el achican de la plaza con la avenida es mucha tela, jejeje, pues creo que anda por triana costaleando

una de paviaaaa dijo...

po zi po zi. Creo que el keko ese anda por triana enseñando el costal o golpeando trabajaderas que es su deporte favorito. No veas como les dejó el cuello a los pobrecitos que iban bajo ese palo...mucha dinamita y poca fuerza...prefiero los perfiles cruzcamperos que no se arrugan con lo kilos, hombre ya!!